La muerte de un fotógrafo

30 03 2008

Hoy ha muerto un fotógrafo, camboyano para más señas… si leyerais hasta aquí no sabríais mucho, pero si os digo que este hombre fue quien inspiró con sus experiencias contra el Jemer Rojo la película “los gritos del silencio” (The Killing Fields) quizás os suene más.

pran.jpg

Se llamaba Dith Pran. Ha muerto de cáncer de páncreas en Estados Unidos. D.E.P.

Anuncios




Pearl Harbor

24 10 2007
“Niitaka Yama Nobore”
(Almirante Isoroku Yamamoto)




Salvar al soldado Ryan 1998

3 02 2007
“Fomare”
(Multiples personajes)




Apocalypse Now (Redux)

2 02 2007
Bueno, le toca la hora al primer destripe de una película bélica (o antibélica, según se mire). Sé que mucha de la gente que lea estas líneas estará conmigo en parte (o en todo) aunque no se atreva nunca a decirlo en público y es que esta película es un tostón.Tiene buenas partes pero al ser una película de autor, Francis Ford Coppola, se le notan demasiadas cargas encima.Empezaremos por la trama y luego me iré directo al meollo de la cuestión.

El capitán Willard (Martin Sheen) es enviado en Vietnam a un lugar de la jungla donde deberá localizar y matar al coronel Kurtz (Marlon Brando), un exboina verde que ha organizado su propio ejército y se deja adorar por los nativos. A medida que se adentra en la jungla en su viaje por el río, Willard se ve afectado fuertemente por los poderes de la naturaleza, por diversos conflictos bélicos, y por las infecciones y enfermedades. Sus compañeros se encuentran bajo el efecto de las drogas o sus propios miedos, y uno a uno van muriendo. Poco a poco Willard se convierte en un hombre similar a aquél que tiene que matar.

A lo largo de la historia tanto los escenarios como la acción se van volviendo cada vez menos realistas, y adquieren una complicada simbología con referencias a la obra de T. S. Eliot y a mitos referidos en La rama dorada, de James George Frazer. Tiene momentos memorables dentro de la historia del cine, como el inicio, en el que la imagen del capitán Willard, tendido sobre la cama y mirando el ventilador de techo, se une a la de los helicópteros sobrevolando la selva y bombardeándola con napalm, mientras la canción de The Doors, “The End“, sirve como nexo de unión y da significado a las imágenes. Memorable es también la escena en que los helicópteros bombardean el poblado vietnamita, todo ello ambientado con la música de Wagner, “La Cabalgata de las Walkirias“.

El rodaje de esta película en las Islas Filipinas se convirtió en un verdadero infierno. De hecho cuando Coppola la presentó en Cannes comentó: “Ésta no es una película sobre la Guerra de Vietnam, esto es Vietnam“. Se cuenta como anécdota, que el propio Martin Sheen estuvo a punto de morir de un ataque al corazón durante el rodaje de la misma, así como el hecho de que algunas de las imágenes de helicópteros bombardeando con napalm fueron en realidad los helicópteros prestados por el Ejército filipino para el rodaje, que hubieron de volver rápidamente a bombardear posiciones de la guerrilla.

Fuente: es.wikipedia.org

Pues bien. He de decir que esta película la por primera vez en una Nochevieja a finales de los años 80, osea, aún era un pìpiolo. No sabía casi que era Vietnam, Laos, Camboya y los tejemanejes que se tenbían los Estados Unidos por aquellos lares. Lo único que me gustaba por aquella época eran las películas y especialmente las de guerra.

Por este motivo me decidí a verla. Si en un principio me gustaba el ritmo, fui poco a poco desanimandome cuando la película se metía en el terreno de la fantasía. Años más tarde compré la versión Redux (un director´s con unos 50 minutos más de metraje) y la cosa no mejoró mucho si bien empecé a comprender ciertos guiños de Coppola pero poca cosa más.

Con esta película me pasó como con 2001: Una Odisea espacial, aunque si soy franco, con el tiempo me va gustando más el filme de Stanley Kubrick. pero como esta película no es bélica no la comentaré… por el momento.

Se supone que esta película está basada en el libro de Joseph Conrad “El corazón de las tinieblas”, el cual nunca terminé de leer y quizás sea por eso que parece un poco el sueño de un loco. Puede ser que Apocalypse Now sea producto de una noche de borrachera del bueno de Francis o un filme tardío de la época de la coca y las anfetaminas, no sé, pero para mi gusto le sobra un montón de celuloide.






Apocalypse Now 1979

2 02 2007
¿Hueles eso? ¿Lo hueles muchacho? Es napalm. Nada en el mundo huele así. ¡Qué delicia oler napalm por la mañana!. Un día bombardeamos una colina y cuando todo acabó, subí. No encontramos un solo cadáver de esos amarillos de mierda. ¡Qué pestazo a gasolina quemada! Aquella colina olía a… victoria
Coronel Bill Kilgore (Robert Duvall)