Pelea de ferias

30 03 2008
Año I. Kilómetros = 24.700

Pues no sabía que este mismo fin de semana se organizaban dos ferias sobre motos en la provincia de Lleida… Ambas, la de Lleida, que ya comenté ayer, y la de Roselló parece que se han estado mirando de reojo con algo de desconfianza por eso de haber coincidido fechas, quitándose espectadores… aunque no creo que haya sido para tanto ya que ambas poblaciones están muy cerca una de otra por lo que la gente habrá hecho como yo, ir primero a una y luego a otra.

lleidamoto1.jpgcartellmp.jpg


Eso sí, espero que la próxima vez se organice mejor, la unión hace la fuerza, dicen…





Visita al Museu Moto Basella

9 03 2008
Año I. Kilómetros = 24.108
Esta mañana, con tiempo libre antes de ir al curro (aunque en un principio tenía fiesta, gracias Doña Democracia) me han entrado ganas de hacerme unos kilómetros e ir a un pequeño gran museo que hay en Lleida, en Basella más concretamente, en la carretera que va a Andorra

No voy a contar mucho más ya que estoy preparando una tanda de entradas especiales para intentar poner las mejores de las 525 (sí, habéis leído bien, 525) fotos que he sacado en el Museu Moto de Basella.

Pero para abrir boca os cuelgo cuatro fotos al azar.







Mil ojos no son suficientes

26 11 2007
Día +340. Kilómetros = 21.518

Ayer por la tarde volví a nacer… o eso es lo que se suele decir en situaciones como la que sufrí ayer.

De vuelta de Santa Margarida i els Monjos (creo que se dice así) volvía tranquilo por la N240 aguantando la moto del terrible ventarrón que se había levantado. Al acercarme a Lleida creía que estaba a salvo de una caída, nada más lejos de la realidad.

Me estaba acercando a una rotonda de esas gigantes que hay por Lleida (cerca del cementerio y el polígono El Segre).

Total, que estoy tumbando para trazar la curva de la rotonda a la izquierda para irme a casita (me acababa de cascar 300 y pico kilómetros después de comer con unos amigos en Vilafranca) cuando de reojo (menos mal que llevaba el Schuberth, con el NZI no puedo mirar de reojo) veo una sombra que viene a toda leche por la derecha saltándose el ceda de la rotonda. Sin embargo no podía hacer nada… Oigo ñiiiiiiiiiiiiiiiiiiecccccccckkkkkkkk de las ruedas del coche, un Hyundai Coupé azul con un imbécil su mujer y su bebé..

Sólo me dio tiempo en pleno susto a cambiar ligeramente la trayectoria… las ruedas no hicieron ningún extraño… Me paro en la rotonda (en el exterior, vamos)… se me pone a la par el imbécil y me dice pausadamentePerdona, no te he visto“… Lo único que acerté a decir (mi corazón estaba como a 140 pulsaciones) fue: “Pues casi me matas majete

Lo malo de esta historia no es que se me quedara cara de tonto durante horas o que luego, por la calle, caminara como un zombie sino que, cuando te pones a repasar qué has hecho mal, no encuentras nada, vas a una velocidad correcta, no arriesgas en curvas, cedes el paso, cumples con todas las señales, para que te venga un tío al que las rotondas no van con él, da igual si va solo o con una criatura de meses de edad.





De concentración por Juneda

29 10 2007
Día +312. Kilómetros = 20.400
Ayer tocó ir a una de las concentraciones que se hacen por aquí. En este caso fue a la Motocassolada que se suele hacer anualmente en Juneda. la jornada pintaba bien, llegas, te comes un bocata caliente gratis con su respectivo refresco, compras boletos para una rifa, haces 87,5 kilómetros en grupo en ruta programada por la organización y protegida por los Mossos y a la vuelta juegas con el azar por si te toca un casco, una tanda en el circuito de Alcarràs… algo.



Pues bien… Saber, sabía llegar a Juneda pero no tenía más información. No conocía dónde estaba la zona cero pero no fue mucho problema ya que por los alrededores estaban pululando muchos moteros perdidos como yo.



El lugar habilitado no es que fuera el idóneo para concentrar cientos de fotos (recuerdo que en la Motoboirada de Alcarràs del año pasado, a la que fui con mi ex Yamaha SR, se hizo en el parking del campo de fútbol del pueblo). Aquí fue diferente, se acotó una especie de plaza donde las motos se dejaban donde se podía.



Una vez localizado el sitio me fui a ver donde se comía gratis, jejeje, y menos mal que me dí prisa porque la comida o era escasa o la gente tenía mucha hambre. Una vez hecho la pausa para el avituallamiento tocaba echar un vistazo a las motos del personal. Lo que vi fue lo de siempre, muchas RR, muchas Harleys y los omnipresentes trikes custom.También había una Suzuki de 250, me vino a la cabeza cuando fui a Alcarràs con mi SR.





Algo digno de recordar fue que la pareja de mossos motorizada que nos iba a acompañar en todo momento nos pasó un folleto sobre los peligros de la velocidad. Creo que no hubiera estado de más que advirtieran de los peligros de los guardarraíles, de las lineas pintadas en el suelo, de los energúmenos que hay por las carreteras, aunque algo es algo.



En cuanto a la ruta, pues bien, el recorrido era bastante facilón, creo que está bien para que no haya ningún problema con la gente que aún no controla la moto. Lo que no me gustó fueron tres cosas:

  1. Las RR como siempre haciendo lo que quieren, adelantamientos en continua, en curva, etc
  2. Los Mossos, que velan por nosotros se jugaron demasiado el tipo en algunas maniobras
  3. La gente que va con pareja que de vez en cuando le dice a la chati… “oh mira un parapente“, esto no me importaría sino fuera porque el conductor no domina la moto y cuando saca una mano del manillar para indicar el parapente, la moto se empieza a cruzar, con el peligro que conlleva.

Tras el recorrido, que se me hizo hasta corto, incluso con la parada incluida (no sé si el pueblo se llamaba Els Omellons), llegamos al punto de partida para la rifa final.. Pues lo de siempre, un poco de descontrol y mala suerte para mi ya que no me toco nada, pese a gastarme 5 euros en boletos, jejeje.


Ah, una cosa que se me olvidaba, junto al mapa de la ruta me dieron de regalo un test para saber la tasa de alcohol en sangre (supongo que de solo un uso).


Quizás la cosa me ha salido un poco crítica pero creo que ha sido objetivo mi resumen.. Como puntuación le pondría un 7 sobre 10.

Edito: (fallo en el recuento)





IV Motoboirada de Alcarràs

8 10 2007
Día +291. Kilómetros = 19.887




Recuerda

22 08 2007
Día +244. Kilómetros = 14.051

Estate atento con lo de retorcer la oreja a tu moto:






Quitándome el mono a golpe de kilómetros

4 08 2007
Día +226. Kilómetros = 13.049
Pues sí, a golpe de kilómetros, de apretar el mango (no mucho que no está la cosa para que te retiren los puntos) y curvear y curvear y más curvear con la moto. Hacía ya tiempo que no me pegaba un buen viaje.. y no cuenta los que hago a Calafell ya que apenas son de 120 kilómetros y por ahorrar tiempo (que no dinero) los hago por autopista. Esta vez quería carretera y manta, jeje.



El primer tramo era el de LleidaAínsa. No muy mala carretera (casi todo por la N-240 y N-138 con unas preciosas vistas de varios embalses como el Embalse del Mediano de un color verde turquesa muy interesante. Las curvas eran bonitas de verdad, a la derecha, a la izquierda, para arriba, para abajo, por viaductos… muy entretenido el recorrido la verdad. Cuando llegué a Aínsa vi un circo y no reprimí a la hora de sacar la foto a un elefantito y a una montaña que había al fondo del pueblo.


Tras tomar un cafecito de rigor, no era cuestión de echar raíces sino de andar con la moto, me dirigí a Ordesa, la carretera ya era bastante peor pero se podía conducir, para algo tengo una trail, aunque sea asfáltica. Eso si, todo el rato fui por lo negro, pese a que el asfalto era de pésima calidad en algunos tramos. Quizás fue el tramo más fatigoso ya que había partes en el que la carretera no delimitaba los dos sentidos y los coches que venían de frente siempre iban por el medio de la misma… Todo el camino fue por la N-260 y la A-135.


Allí, en Torla, muy cerca de Ordesa, paré para sacar unas fotitos a la moto y al valle.. Verdaderamente este era un sitio precioso.



Hecho esto, fui a Ordesa para llevarme la desagradable sorpresa de que hasta el parque natural solo se podía ir o a pata o en autobús… mi moto estaba vedada, pues vaya. Por lo menos saqué unas fotos a los restos de un hotel que se había quemado la semana anterior.. tenía pinta de haber sido un alojamiento bastante bonito.



Ya quedaba poco para mi final de viaje, el tercer tramo, el comprendido entre Ordesa y Canfranc. La carretera era buena (parte A-135, N-260 y N-330/E7), lo malo es que yo puedo perderme con suma facilidad (a ver cuando me llega el navegador que encargué hace MESES!!!).


En Canfranc tuve una pequeña decepción, no porque no pudiera entrar en las instalaciones de la estación del tren (que lo están rehabilitando) sino que me esperaba otra cosa… Si la estación estaba medio abandonada, no me esperaba tanto bullicio. pero claro, si la entrada al túnel de Somport que une España con Francia está tan cerca, era de prever que hubiera tanta gente, franceses incluidos.


Por lo menos saqué las imágenes de rigor a la estación (Inaugurada en 1928 por Alfonso XIII, pocos años antes de salir por patas). Espero que los de Sacyr hagan un buen trabajo en la rehabilitación del edificio.



Ya solo quedaba dar la vuelta. No tiene más comentario ya que de Canfranc bajé hacia Huesca para girar a la izquierda hasta retomar el camino de ida a la altura de Aínsa. Como curiosidad he de decir que en el viaje de ida encontré un edificio en medio de un campo de vid bastante curioso con la palabra IRIUS a la entrada del recinto. Luego averigüé que se trataba de una bodega.. Jo, el edificio que estaban construyendo era de lo más vanguardista para tratarse de una simple bodega…