Lo que no me pase a mi…

11 06 2007
Día +172. Kilómetros = 10.650

Bueno, este fin de semana me he pegado una semipaliza de unos 1.200 kilómetros (876 solo el viernes)… Como disponía de tres días libres quería aprovechar al máximo el tiempo. En un principio dudé si irme a Bilbao a pasar el rato y visitar a mis viejos amigos, ya que hacía tiempo que no les veía y tampoco ellos habían visto nunca a PelandusKa. Sin embargo, pronto se me quitaron las ganas. No obstante, quería hacer kilómetros y desde que leí en el foro de V-strom la existencia de barras supletorias para manillares, bases RAM Mount para acoplar GPS, cámaras de vídeo y tomas de mechero, pues me obsesioné con una tienda, 2tmoto, cuya tienda física más cercana estaba en Valencia..


Bueno, unos 400 kilómetros ida, casi lo que hay hasta Bilbao ¿por qué no? Total,que el viernes me dio por hacer kilómetros a lo bestia. La ida la hice por todo tipo de vías tanto buenas como no tan buenas, con curvas, rectas, etc…


En el viaje llevaba la cámara que acababa de recibir de un pedido que hice a EEUU. Sin embargo, la experiencia onboard no fue lo que esperaba porque inexplicablemente la cámara se apagaba cada dos por tres. No sé si era debido a las vibraciones o yo qué sé. Salí de Lleida sobre las 10, 30 de la mañana y llegué (comida incluida en Benicarló y paso por Peñíscola) sobre las 4 de la tarde. Todo era cuestión de encontrar la Avenida del Cid nº 28 (y yo sin GPS y ni siquiera un triste mapa de papel).


Se me hizo eterna la búsqueda pero al final hallé la tienda, un poco más pequeña de lo que imaginaba pero una vez dentro el dependiente me hizo olvidar todo gracias a su atención y amabilidad. De querer pillar solo la barra del manillar y la toma de corriente, acabé pillando todo un sistema de sujeción y acoplamiento RAM Mount de esos para la zona del tanque de combustible. Una pasta vamos, pero contento. Sin embargo, no todo iba a ser agradable.


Antes de llegar a Valencia (si, esto de contar las cosas linealmente no es lo mío) tuve un pequeño problema. La cosa está en que llegando a Sagunto muy cerca ya de Valencia, noté un golpecito (no llegó a ser fuerte) en la puntera del pie derecho. Al principio no pensé que sería algo serio como mucho un pájaro que se había golpeado con mi pie (como lo lean los ecologistas me cuelgan, pero por la dureza del impacto si hubiera sido un pájaro., éste no la hubiera palmado, por lo menos tras este golpe). Como no era cuestión de parar en medio de la autopista por una sospecha (craso error) seguí camino hasta la siguiente gasolinera, ya que me estaba quedando sin sopa… Allí hice una inspección rutinaria aunque no vi nada (tampoco me fijé). Pues bien, el golpe era que el taco derecho de los nuevos pelacrash Puig (no oficiales Suzuki como creía en un principio) se había caído!!! sí, como leéis. Pero bueno, ya seguiré con esta historia más adelante.


Lo había dejado en que me había dejado una pasta en la tienda no? pues bien, no sé cómo pero ya eran las siete de la tarde y pronto empezaría a oscurecer, por lo que tenía que largarme cuanto antes para que no se me echara la noche muy pronto.


El camino de vuelta no fue malo, salvo que en una zona me comí como medio millón de pequeños insectos y que tuve algún que otro susto con moteros que subían a Montmeló (uno incluso me adelantó cuando yo aún no había terminado de adelantar a un camión y me incorporaba al carril derecho de la autopista… malditos domingueros… ).


Llegué a casa obre las 11:45 de la noche, bastante cansado, pero como tenía ganas de montar las cosillas, decidí que al día siguiente me levantaría pronto para dirigirme a Calafell, donde tengo mi piso franco, jejeje.


Llegó el sábado, me levanté sobre las 10. No tenía prisa. Iba a ir piano piano, osea descansado, sin forzar, el culo y las manos tampoco me lo iban a permitir, el día anterior me hice casi del tirón 876 kilómetros, tanto por carretera, autopista y ciudad.Marché hacia Calafell por la AP-2 para hacer las ñapas a las que me refería antes Iba con la bolsa sobredepósito del Lidl con todas las herramientas que pensaba iba a necesitar.


A la altura del área de servicio de Les Garrigues noté un pinchazo bestia que escocía lo suyo en el hombro derecho)… Fue tan desagradable que me tuve que parar en el arcén (y eso que el área de servicio estaba a menos de un kilómetro, para ser más claros, detuve la moto justo debajo del cartel que indicaba que la gasolinera estaba a 1 kilómetro) pero no podía aguantar ya que era una sensación bastante desagradable e inusual para mí… Con cuidado dejé la moto con los warning puestos, me quité la chaqueta lo más cuidadosamente posible porque me olía a qué era debido ese dolor… Efectivamente, cuando me palpé el hombro noté como una astillita (o la cabeza de un punto negro de esos de adolescentes., un grano vamos).. pero cuando lo rocé vi que era donde me escocía… Así pues, gracias a que esta semana no me había comido las uñas logré sacar el agujón… Era del grosor de una ceja, pestaña y su longitud no sería superior a los dos milímetros pero joder, era un aguijón.


Una de dos, o el bicho al impactar en mi le dio por hacer espeleología (mientras yo iba a 120km/h) o la abeja me picó atravesando la chaqueta Richa Airstrike (voy sin forros). La cosa no acaba aquí. pasada media hora noto que… precisamente no noto el hombro, lo tengo como dormido. Esto me preocupa porque estoy conduciendo la moto (que encima iba con el baúl a tope, por lo que llevaba algo de peso). Cuando giraba sentía el abotargado, vamos una sensación muy rara, como cuando te quedas dormido en el sofá en mala postura.


Por ello me dirigí al centro de salud más cercano (en Catalunya se llama cap) que era el de Calafell (zona turística), lugar final de destino y allí, que cosa más rara, me atendieron enseguida, no como en Lleida city por un dolor de tripa más grave hace ya cosa de un año (en fin). Me miraron el hombro. Lo tenía hinchado y con forma de roncha. me auscultaron la garganta por si se había extendido el veneno y me estaba volviendo alérgico (solo faltaba que me cogiera una alergia a las abejas en pleno verano y en una zona donde hay mucho insecto). Y aquí viene lo peor … las inyecciones:

Urbason (no noté nada)

Polaramide (esta si que escocía, tanto o más que el aguijonazo de la abeja)

Como seguía con el adormilamiento del hombro me recetaron una crema, Lexxema, creo que se llamaba) y pastillas de Polaramide, un producto que produce somnolencia, pero como el sábado no tenía que conducir mucho más (3 euros y pico la broma)… Al final, la cosa no fue a mayores y no me produjo ningún tipo de alergia a la picadura de abeja.


La cuestión es que hay que tener cuidadín cuando vamos en moto y a pesar del calor, hay que intentar ir bien abrigaditos, no se vaya a meter un bichito de estos tan molestos… E incluso si estás abrigado, si llevas chaqueta de verano, el insecto es capaz de atravesar la fina capa… Si esto me hubiera pasado en la calle, dando un paseo a pie, posiblemente no hubiera ido al médico, pero al dormirse el hombro derecho y luego ver la roncha (lo siento, no hay foto, os debéis fiar de mí, jejeje) y tener que conducir preferí aquello de más vale prevenir que curar.


A día de hoy ya no tengo ni ronchas ni nada y he consultado a mi hermana, que es médico, que ya no hace falta que siga la medicación, el peligro ha pasado… Bueno.


Tras llegar a la casa de Calafell, tomar las pastillas y descansar un poco, me puse manos a la obra y puse todo salvo la toma de corriente porque, al carecer de instrucciones de montaje, no quise liarla… No tuve demasiados problemas en el montaje. Una cosa que me pareció curiosa es que el adaptador para GPS o Cámara de fotos o vídeo con soporte QUICKLOCK (un conjunto de SWMotech y RAM Mounts) va atornillado al depósito de combustible, vamos a la tornillería que lleva el aro del depósito. Hay que quitar cuatro tornillos y poner los que lleva el aparatito. Mis sorpresa vino cuando vi que los cuatro tornillos que quité eran todos de distinto tamaño, desde el más pequeño que había visto hasta los más normales. Pero no hubo problemas, creo.


Hice un minitest enganchando mi vieja cámara al sistema y lo paseé por el pueblo. No se movía nada. La barra de manillar, tampoco me dio problemas. Al final creo que hice bien comprándola en gris y no en negro, queda más bonita así.


Sin embargo, el montaje de la toma de corriente era algo diferente. Ni yendo a un ciber-café encontré una rápida solución al problema… A ver cuando tengo un rato libre. Esta entrada se está alargando bastante, no creo que mucha gente vaya a ser capaz de leerla de cabo a rabo, pero en fin, para los que sí termino contando qué es lo que me pesó ayer domingo, último de mis tres días libres.


Había quedado en que una amiga mía, Mariona, iba a venir a Calafell a ver conmigo la carrera de MotoGP, menos mal, porque cuando acabó y quisimos ver tanto la final de Roland Garros de Rafa Nadal contra Roger Federer o ver la carrera de F-1 de Montreal, el TDT petó… y tuve mucha suerte en poder ver la tele analógica de toda la vida, ya que el televisor que hay en Calafelll está bastante viejo y cascado. Por lo demás, no ha mucho que contar así que cierro aqui la entrada… no creéis que es mejor?


PD: Jeje, casi se me olvida, al salir el sábado del cap por lo de la picadura de abeja, llamé al taller donde me pusieron los pelacrash y, aunque se extrañaron, me dijeron que la pérdida entraba en la garantía por lo que mañana martes me pondrán otro taco.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: